Prevén la aparición del Hipotiroidismo

Puede ser que hayas notado alguno de estos síntomas,  cansancio, aumento de peso, somnolencia, estreñimiento, sensación de frío, pensamiento lento, pérdida de memoria, torpeza, pulso lento y piel pálida, fría e hinchada, sobre todo en la cara… Merece la pena descartar que se trate de HIPOTIROIDISMO.

Prevén la aparición del Hipotiroidismo: conoce tu riesgo genético a padecerlo y actúa en consecuencia…

< ----- Continuar Leyendo ----->

dieta perfecta para ti

“Aquellos que piensan que no tienen tiempo para una alimentación saludable tarde o temprano encontrarán tiempo para la enfermedad.”–Edward Stanley

Numerosos estudios demuestran que la alimentación es un pilar fundamental en la prevención de enfermedades. Esta afirmación es  aun más importante en esta época, en la que como señala la Organización Mundial de la salud (OMS), no solo padecemos sobrepeso sino que además estamos malnutridos, menuda paradoja!!!

Lo cierto es que a pesar del avance de la ciencia, que es capaz de determinar nuestra predisposición genética a padecer determinadas patologías, enfermedades e intolerancias relacionadas con la alimentación, Así como de demostrar como podemos prevenir su aparición o mitigar sus efectos con una alimentación saludable, aún son relativamente pocas las personas que adaptan su alimentación utilizando su genética.

Tienes que saber que con muy poco dinero, una simple muestra de saliva y en un plazo muy reducido, ya puedes conocer tu presdisposicón y/o comportamiento metabolico en todos estos aspectos:

Artritis reumatoide
Beneficio de grasas monoinsaturadas
Beneficio de grasas poliinsaturadas
Colesterol
Colitis ulcerosa
Creatina
Diabetes tipo I y tipo II
Enfermedad de Crohn
Estrés oxidativo y envejecimiento
Gota
Higado graso no alcohólico
Hipertensión y sal
Hipertrigliceridemia
Hipertrofia
Hipotiroidismo
Intolerancia a la fructosa
Intolerancia a la histamina
Intolerancia al gluten (celiaquía)
Metabolización de la cafeína
Metabolización del alcohol
Osteoporosis
Percepción del gusto amargo
Percepción del sabor dulce
PUFAs
Recuperación del peso perdido
Respuesta al ejercicio físico
Saciedad y apetito
Sensibilidad a carbohidratos
Sensibilidad a grasas
Sensibilidad a grasas saturadas
Sobrepeso
Vitaminas (A, B12, B6, B9, C, D y E)
Minerales

A efectos prácticos, conocer todas esta información te permitirá  tener una dieta equilibrada y personalizada , dieta perfecta para ti. Debes consumir las cantidades adecuadas para ti  vegetales y frutas a diario, cereales, proteínas y todos los nutrientes que el cuerpo necesita para estar sano.

Así que no lo dudes más, y ponte manos a la obra!!

Si quieres saber como personalizar tu dieta para prevenir enfermedades, te invitamos a que conozcas nuestro estudio ADN ANALISIS NUTRIGENETICO

 

 

lo mejor para perder peso

A lo mejor, tu creencia de que es lo mejor para perder peso es errónea

Siempre hemos oído hablar de dietas específicas para adelgazar, como por ejemplo las dietas cetogénicas, las dietas de un solo alimento (alcachofa, coliflor, cucurucho…), las disociadas, las que tienen prohibidísimas las grasas (que representan el mismísimo Satanás)…

Desde luego, estas dietas ayudan a perder peso en el sentido de que son muy restrictivas, muy poco equilibradas (es decir, muy poco saludables) y, normalmente, muy hipocalóricas. Sin embargo, del mismo modo que se pierden los kilos, se pierden las ganas de seguir haciéndolas, volvemos a nuestra dieta original y retomamos todos los kilos que habíamos perdido, sino más.

Las dietas que tienen evidencia científica para perder peso de forma permanente son las dietas ligeramente hipocalóricas. Estas dietas normalmente se construyen eliminando una pequeña cantidad de carbohidratos, grasas, o ambos macronutrientes, y aumentando la cantidad de proteína y de ejercicio físico. Esto último se hace para no perder músculo y no bajar nuestra tasa metabólica basal (que nos haría retomar los kilos perdidos).

Y aquí es donde nuestra genética entra en juego. Se ha demostrado con estudios poblacionales que el reducir un macronutriente u otro no es significativo para la pérdida de peso. Esto quiere decir que, para la población en general, un nutricionista no tiene el conocimiento ni la certeza para saber exactamente qué macronutriente es mejor reducir en una persona para que pierda peso de forma óptima. Pero, con nuestro análisis genético (en concreto, gracias a los parámetros “sensibilidad a grasas” y “sensibilidad a carbohidratos”) sabemos de forma certera qué es lo que más te hace ganar peso, y esto nos permite hacer una dieta totalmente personalizada reduciendo ese macronutriente en concreto para que se pierda peso de forma óptima, y siendo lo mejor para perder peso

Por ejemplo, tenemos una paciente llamada Teresa que genéticamente es muy propensa a acumular grasa al consumir carbohidratos. Va a una nutricionista y ésta le pone una dieta baja en grasas porque considera que es lo mejor para ella. Sin embargo, le cuesta muchísimo trabajo perder peso o no lo pierde en absoluto, y tampoco sabe qué ejercicio físico realizar.  Si Teresa hubiera ido a una clínica genética habría sabido que en realidad una dieta baja en carbohidratos era mucho mejor para ella y habría perdido peso mucho más rápido y, si hace ejercicio físico, no lo retomaría de nuevo.

Esto es sólo un ejemplo que diferencia una clínica habitual y una clínica genética. Pero se analizan muchísimos más parámetros que puede ver en el ejemplo del test genético Dieta Personalizada