La respuesta a la pregunta ¿dieta con o sin lactosa?,  es muy simple para nosotros “dependerá de tu tolerancia a la misma”.

La lactosa es un azúcar o disacárido que está presente en todas las leches de los mamíferos: vaca, cabra, oveja y en la humana, y que se encuentra en muchos alimentos preparados. Por lo que si no tienes un problema con la lactasa, que es la enzima que permite que sintetizamos la lactosa, en nuestra opinión simplemente por equilibrio dietético es más saludable una dieta que no evita la lactosa, sin entrar en otros criterios importantes como hábitos, comodidad y economía, que también la justifican. Otra cosa es, que seas intolerante, incluso aunque no lo sepas.

< ----- Continuar Leyendo ----->

No todo vale para todos, ¿conoce tu entrenador personal tu genética?Ahora te toca a ti que te hagan caso ;-), así que comparte este post con él/ella.

Actualmente gracias al avance en la ciencia de la genética, podemos analizar una serie de genes involucrados en multitud de procesos fisiológicos y metabólicos. Relacionados con diversos aspectos de la salud, el rendimiento deportivo y la nutrición. Lo que permite identificar reacciones, predisposicones, capacidades, potencialidads, riesgos, etc. distintos para cada uno de nosotros.

< ----- Continuar Leyendo ----->

Ya es un estandar de los nutricionistas establecer una reducción de ingesta de carbohidratos en prácticamente todas las dietas o directamente la dieta baja en carbohidratos.

Los carbohidratos son junto a las grasas y las proteinas, uno de los principales nutrientes en nuestra alimentación. Estos ayudan a proporcionar energía al cuerpo. Se pueden encontrar tres principales tipos de carbohidratos en los alimentos: azúcares, almidones y fibra. El cuerpo necesita los tres tipos de carbohidratos. Por lo que una dieta baja en carbohidratos puede tener consecuencias directas en nuestra salud.

< ----- Continuar Leyendo ----->

Haciendo lo mismo, conseguirás los mismos resultados. Es hora de hacer algo distinto para mejorar, te propongo personalizar tu entrenamiento como runner

Esta afirmación  sobre los mismos resultados con las mismas claves, en tu experiencia como runner es muy matizable. Es cierto, simplemente hay días en los que te encuentras mejor y lo notas, aunque aparentemente no hayas variado sustancialmente tus hábitos nutricionales, de preparación, de descanso, de ánimo… Precisamente esa falta de certezas es una de las principales razones por las que nos gusta ponernos las zapatillas y salir.

< ----- Continuar Leyendo ----->