Tratamiento, formulación magistral. Detección y prevención de caída del cabello, loción, test genético, identificación del tipo de alopecia del paciente
Tratamiento Tratamiento, formulación magistral. Detección y prevención de caída del cabello, loción, test genético, identificación del tipo de alopecia del paciente
Tratamiento, formulación magistral. Detección y prevención de caída del cabello, loción, test genético, identificación del tipo de alopecia del paciente
Análisis genético
+
Estudio del estado actual del cabello
+
Loción capilar personalizada mediante farmacogenética
+
Suplementación nutricional personalizada

El tratamiento va muy dirigido al tipo de alopecia en cuestión, por ello es tan importante su clasificación.

ALOPECIA ANDROGENÉTICA

Es uno de los tipos de alopecia no cicatricial más frecuente en la que la predisposición genética es el requisito previo principal. Afecta al 45% de los hombres y hasta 10% de las mujeres de la población general. En los hombres, la afección a menudo se denomina calvicie de patrón masculino (MPB) y parece ser dependiente de andrógenos y en mujeres se conoce como Alopecia androgénica femenina (AAF).

La dihidrotestosterona (DHT), procedente de la metabolización de la testosterona por medio de la enzima -5reductasa tipo II, acorta la fase de crecimiento de los folículos pilosos y la reduce hasta el punto de que los nuevos cabellos no alcanzan ni el tamaño ni el grosor que sus predecesores, con lo que se convierten en vello. El número de cabellos disminuye, pero la raíz del pelo permanece viva, por lo que en cualquier momento puede reactivarse.

Aunque algunos sospechan que varios genes desempeñan un papel en la alopecia androgenética, las variaciones en un solo gen, AR, se han confirmado en estudios científicos. El gen AR proporciona instrucciones para producir una proteína llamada receptor de andrógenos. Los receptores de andrógenos permiten que el cuerpo responda adecuadamente a la dihidrotestosterona y otros andrógenos. Los estudios sugieren que las variaciones en el gen AR conducen a una mayor actividad de los receptores de andrógenos en los folículos pilosos.

Como tratamiento en la alopecia androgenética se utilizan generalmente Minoxidil y Finasterida. En este punto la farmacogenética de estos medicamentes es fundamental para entender como el paciente va a responder al tratamiento. El análisis genético va a predecir si una persona tendrá efectos secundarios intolerables pudiendo tratarse con un medicamento diferente o si el paciente a responder de manera efectiva.

Tratamiento, formulación magistral. Detección y prevención de caída del cabello, loción, test genético, identificación del tipo de alopecia del paciente

ALOPECIA AREATA

Se trata de una enfermedad ocasionada por distintas causas (multifactorial), aunque se considera principalmente un proceso autoinmune con cierto factor genético, ya que en el 30% de los casos diagnosticados hay antecedentes familiares. Se caracteriza por la pérdida del pelo en placas o zonas circulares, tanto en el cuero cabelludo como en el resto del cuerpo. Ocurre como consecuencia de una combinación de factores como, cambios en muchos genes con funciones en el cabello, la piel y el sistema inmunológico. Se analizan genes que participan en procesos inflamatorios, genes reguladores de la inmunidad y genes que participan en la diferenciación y mantenimiento de células T. Algunos ejemplos de genes analizados son STX17, PRDX5, ULBP6 y ULBP3, HLA, NOCH4, MICA, IL13, IL4, PTPN2, IRG, IFN, NKG2D, IKZF4, CTLA4, etc.

En muchos casos, se desconoce qué desencadena la pérdida de cabello en personas con alopecia areata. Es posible que factores ambientales, como el estrés emocional, las lesiones físicas o la enfermedad, provoquen una respuesta inmune anormal en las personas que están en riesgo. La alopecia areata forma parte de un gran grupo de enfermedades del sistema inmunológico clasificadas como trastornos autoinmunes. La Alopecia areata tiene una fuerte asociación con enfermedades autoinmunes, como el vitiligo. Se estima que la probabilidad de que un paciente con alopecia lo presente es de 2 veces mayor que la población general, mientras que las personas que ya tienen vitiligo tienen 4 veces más posibilidad de desarrollar alopecia areata. Además, se ha observado que aproximadamente el 3% de los pacientes con enfermedad tiroidea, 3 % de los pacientes con diabetes tipo 1, 0,9% con artritis reumatoide, 10-60% con anemia perniciosa y 4,1% de pacientes con vitiligo podrían desarrollar este tipo de alopecia.

Tratamiento, formulación magistral. Detección y prevención de caída del cabello, loción, test genético, identificación del tipo de alopecia del paciente

Normalmente, el sistema inmunológico protege al cuerpo de invasores extraños, como las bacterias y los virus, al reconocer y atacar a estos invasores y eliminarlos del cuerpo. En los trastornos autoinmunes, el sistema inmunológico funciona mal y ataca los tejidos propios del cuerpo. Por razones que no están claras, en la alopecia areata, el sistema inmunológico se dirige a los folículos pilosos, deteniendo el crecimiento del cabello. Sin embargo, la condición no daña permanentemente los folículos, por lo que el cabello puede volver a crecer más tarde. Muchos de los genes que se han asociado con la alopecia areata participan en la respuesta inmune del cuerpo. Estos incluyen varios genes que pertenecen a la familia de genes llamada el complejo de antígeno leucocitario humano (HLA). El complejo HLA ayuda al sistema inmunológico a distinguir las proteínas propias del cuerpo de las proteínas creadas por invasores extraños. Los individuos que sean fármaco-resistentes a esta medicación, se debe cambiar la medicación u optar por medidas como el trasplante capilar.

La alopecia areata forma parte de un gran grupo de enfermedades del sistema inmunológico clasificadas como trastornos autoinmunes.

Normalmente, el sistema inmunológico protege al cuerpo de invasores extraños, como las bacterias y los virus, al reconocer y atacar a estos invasores y eliminarlos del cuerpo.

En los trastornos autoinmunes, el sistema inmunológico funciona mal y ataca los tejidos propios del cuerpo. Por razones que no están claras, en la alopecia areata, el sistema inmunológico se dirige a los folículos pilosos, deteniendo el crecimiento del cabello. Sin embargo, la condición no daña permanentemente los folículos, por lo que el cabello puede volver a crecer más tarde.

Muchos de los genes que se han asociado con la alopecia areata participan en la respuesta inmune del cuerpo. Estos incluyen varios genes que pertenecen a la familia de genes llamada el complejo de antígeno leucocitario humano (HLA). El complejo HLA ayuda al sistema inmunológico a distinguir las proteínas propias del cuerpo de las proteínas creadas por invasores extraños.

El tratamiento de la alopecia areata se centra en medicamentos específicos, corticoides, sensibilizaciones con alérgenos e inmunosupresores. Aquí la farmacogenética es fundamental debido a que los corticoides son tratamientos que implican ciertos efectos secundarios a largo plazo si no se dan en las dosis adecuadas. Los individuos que sean fármaco-resistentes a esta medicación, se debe cambiar la medicación u optar por medidas como el trasplante capilar.

ALOPECIA UNIVERSAL

Se trata de una variante de la alopecia areata caracterizada por una pérdida completa del pelo del cuerpo, no solo en el cuero cabelludo, también afecta a otras partes del cuerpo (barba, cejas o extremidades). Los estudios han indicado que se asocia con varios genes relacionados con el sistema inmunológico, y se cree que haya una interacción de estos genes con factores ambientales. Esto significa que si alguien hereda uno de los genes que da una predisposición genética a la condición (susceptibilidad), solamente desarrollan la condición si existe algo en el ambiente que desencadene su aparición. Sin embargo, el papel exacto de los factores ambientales aún no se conoce. Los factores propuestos que pueden desencadenar la aparición o recurrencia de la pérdida del cabello pueden incluir una infección viral, traumatismo, cambios hormonales y estrés emocional o físico.

Es importante, además, detectar carencias nutricionales y vitamínicas para personalizar complementos orales que las suplan. El análisis genético nos da información relevante para esta personalización. Así, por ejemplo, la L-cistina, un aminoácido precursor de la queratina, junto con la vitamina B6, puede paliar el efecto de pérdida de cabello. También están implicados en el mantenimiento de la correcta estructura de los folículos pilosos micronutrientes como el zinc, el hierro y las vitaminas B5 y B8.

¿Eres un profesional sanitario y quieres ofrecer este análisis en tu clínica?
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si aceptas la instalación de cookies o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies