Carlos Castilla

Genética en la capacidad atlética

Mucho se ha discutido acerca de si con el talento o un determinado don para hacer algo se nace, o se hace, y en el campo del deporte no podía ser menos.

Sin embargo, en los últimos años se ha ido obteniendo más y más información sobre la predisposición individual (condicionada por la genética de cada persona), a ser más afín a un determinado tipo de ejercicio, a sufrir lesiones, y a otros parámetros que determinan el rendimiento deportivo en cada persona.

Relación de la genética con las capacidades atléticas de las personas

Los genes, algo de lo que todo el mundo ha oído hablar y pocos conocen realmente. Los genes son secuencias o fragmentos de nuestro ADN, el conjunto de toda nuestra información genética, que actúan como libro de instrucciones para la producción de proteínas, unas moléculas que se encargan de realizar importantes funciones en nuestro organismo.

Siendo esto así, es fácil entender que variaciones en los genes de cada persona puedan condicionar variaciones en el rendimiento deportivo.

Diversos estudios han demostrado que ciertos genes presentan unas determinadas variantes más prevalentes en atletas de una disciplina específica, pudiendo diferenciar así la genética entre atletas de deportes de tipo explosivo y deportes de resistencia. A través de su estudio, también se puede explicar la tendencia a sufrir un tipo de lesiones, la capacidad aeróbica y cardíaca, la recuperación muscular, etc.

Un campo aún por descubrir

El estudio de rendimiento deportivo puede aportar información valiosa acerca de las capacidades atléticas así como otra información valiosa para el individuo. Sin embargo, no debemos llevar al extremo sus resultados.

El rendimiento deportivo, así como la salud en general, viene determinado en gran medida por los hábitos nutricionales, el estilo de vida, las condiciones ambientales, factores psicológicos, etc. Un estudio de este tipo es interesante para planear unos mejores hábitos y aportar información que puede ser valiosa en el rendimiento deportivo del paciente, pero siempre han de tenerse en cuenta todos los factores descritos.

Por ejemplo, dentro de los hábitos nutricionales, las vitaminas afectan al organismo y la deficiencia de las mismas puede llegar ser un factor limitante para el desempeño de la disciplina deportiva. Entre las múltiples causas de deficiencia vitamínica podemos encontrar las patologías intestinales, la edad o el llevar una dieta desequilibrada, sin embargo, en pocas ocasiones se tiene en cuenta que el factor genético ocupa un lugar importante dentro de este contexto.

Al igual que los polimorfismos genéticos son responsables de las diferencias físicas entre individuos o marcan la propensión a determinadas enfermedades, también juegan un papel crítico en la predisposición de ciertos grupos poblacionales a padecer deficiencia de ciertas vitaminas.

¿Qué le podemos ofrecer?

Gracias a este estudio puede obtener la planificación de un entrenamiento más personalizado a nivel deportivo de forma que obtendrá mejores resultados tanto para salud, como a nivel de rendimiento y forma física.

No solo eso. Desde la aproximación genómica que ofrece DNActive somos capaces de detectar aquellas alteraciones genéticas en la secuencia de determinados transportadores o bien de proteínas diana de las vitaminas y otros componentes bioactivos de los alimentos, que cuentan con mayor peso sobre el rendimiento deportivo.

Si está interesado en conocer en conocer más visite  www.dnactive.es/dnactive-plus

Solicite su informe DNActive PLUS aquí: https://www.dnactive.es/solicitar-analisis/

 

Carlos Castilla
carlos-castilla

Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga,

Artículos Relacionados
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *