Las lesiones en el deporte se pueden producir por múltiples causas. A parte de las puramente traumáticas por contacto, las más frecuentes son causadas por sobreuso (movimientos repetitivos, como la carrera o el golpeo en deportes de raqueta) donde la fatiga neuromuscular y el nivel de impacto juegan un importante papel.

Las respuestas al impacto y a la tensión intramuscular e intratendinosa son factores claves para conocer el riesgo de lesión.

En su caso existe un mayor riesgo de lesión tendinosa debido a la menor estimulación de la producción de colágeno (tipo 1 y 5). Ese riesgo puede contrarrestarse cuidando correctamente los estímulos para el desarrollo y protección músculo-tendinosa (tipo de contracción muscular, cargas, series y descanso) y manejando adecuadamente factores que influyen en la asimilación del entrenamiento (recuperación, nutrición, descanso).

Nuestras recomendaciones son las siguientes:

  • Realizar ejercicios excéntricos de forma progresiva de la musculatura más implicada en su deporte (por ejemplo, extensores del tobillo y de la rodilla en la carrera, o rotadores externos del hombro en los deportes de raqueta).
  • Reducir el número de repeticiones en los ejercicio pliométricos
  • Aumentar el tiempo de recuperación entre series
  • Cuidar la ingesta de proteínas e hidratos de carbono durante el periodo de recuperación muscular.
  • Entrenar la coordinación neuromuscular para mantener una correcta técnica de los gestos deportivos, y no sobrecargas ningún grupo muscular de forma aislada
X
Venta a toda EspañaServicio a toda España
Compra OnlineCompra 100% Online
En FarmaciaAnálisis en farmacia
Venta a toda EspañaToda España
Compra Online100% Online
En FarmaciaEn farmacia