Conocer tu propensión genética a la ganancia de peso y aspectos relacionados con la desregulación del apetito nos permite identificar una dieta adaptada para obtener los máximos beneficios en el cuidado de tu salud.

Existen numerosos estudios familiares, casos de adopciones y de gemelos en los que se concluye que la obesidad es hereditaria, es decir, que se debe a factores genéticos. De hecho, el riesgo de que un individuo presente obesidad aumenta cuando uno de sus parientes de primer orden es obeso. En general, ~40-60% de la variación relacionada con la obesidad como el índice de masa corporal, espesor de la piel, masa grasa y niveles de leptina han sido establecidos como hereditarios.

Mediante el estudio de las bases genéticas de cada individuo en relación con la ganancia de peso somos capaces de establecer planes nutricionales o dietas adaptados de gran valor nutricional.

Por ejemplo, si como resultado aparece una variante genética asociada con un incremento del deseo o apetito, el plan nutricional deberá incluir herramientas que refuercen aspectos como el autocontrol o el poder saciante de las raciones.

Estas y muchas otras, son las virtudes de esta parte del estudio y que permitirán a cada individuo definir la dieta más adecuada.

X
Venta a toda EspañaServicio a toda España
Compra OnlineCompra 100% Online
En FarmaciaAnálisis en farmacia
Venta a toda EspañaToda España
Compra Online100% Online
En FarmaciaEn farmacia