La enfermedad celíaca es una enfermedad sistémica autoinmune que se caracteriza clásicamente por presentar molestias gastrointestinales (intolerancia a la lactosa, diarreas, distensión y dolor abdominal, anorexia y pérdida de peso e irritabilidad)  junto con otros  diversos síntomas no gastrointestinales, que son generalmente más frecuentes que los primeros. Es inducida por el gluten de la dieta en individuos genéticamente susceptibles. Esta enfermedad se está convirtiendo en uno de los trastornos más comunes en la sociedad, afectando alrededor del 1% de la población mundial y a 1 de cada 200-300 personas en España.

Existe evidencia científica de que los genes HLA son el principal predictor genético de la intolerancia al gluten. Aproximadamente el 95% de las personas celíacas y el 60% de aquellos con una sensibilidad al gluten no celíaca presentan las principales variantes de riesgo HLA (DQ2.5 y DQ8), mientras que entre la población general (sana) lo poseen el 30% de las personas. Debido a esto último, es muy importante comprender que el hecho de tener estas variantes no implica que usted necesariamente vaya a desarrollar la enfermedad, sino que usted está enmarcado dentro de un grupo poblacional de riesgo con mayor probabilidad de padecer el trastorno.

En muchas personas, esta intolerancia no se manifiesta en su forma grave sino que produce una sintomatología menor o molestias ocasionales, tal y como ocurre en el caso de la celiaquía subclínica. Por esta razón, pasa desapercibida y no es debidamente identificada o no recibe el tratamiento adecuado.

El problema reside especialmente en aquellos individuos que experimentan intolerancias leves, ya que periodos prolongados ingiriendo los alimentos causantes de la intolerancia pueden derivar en problemas intestinales más graves como el cáncer de colon, en el caso de la intolerancia al gluten, y que podrían evitarse simplemente retirando de la dieta los componentes bio-activos alimenticios causantes del problema. Ambas intolerancias, figuran como las causantes de la mayoría de los problemas intestinales y malestar intestinal que padecen muchos individuos.

En DNActive se analizan las 6 variantes genéticas más frecuentes de los genes HLA relacionadas con la enfermedad celíaca y que implican más del 95% de los casos diagnosticados. En el caso de que usted no presente ninguna de las variantes genéticas asociadas a la enfermedad, gracias a este análisis genético se podrá rechazar con un 99% de confianza la hipótesis de que usted vaya a desarrollar dicha alteración, evitando así el coste adicional de realizar otras pruebas diagnósticas complementarias.

La celiaquía provoca un aumento en la utilización metabólica de los hidratos de carbono durante el ejercicio, repercutiendo negativamente sobre el rendimiento deportivo por la disminución de la disponibilidad de glucosa al extinguir sus depósitos musculares y hepáticos en forma de glucógeno, provocando una aceleración de la fatiga muscular. La reversión del cuadro clínico de la celiaquía también tiene una repercusión positiva sobre el rendimiento deportivo, al normalizar el metabolismo de los hidratos de carbono, tan importantes para la producción de energía en el deporte.

X
Venta a toda EspañaServicio a toda España
Compra OnlineCompra 100% Online
En FarmaciaAnálisis en farmacia
Venta a toda EspañaToda España
Compra Online100% Online
En FarmaciaEn farmacia