dieta volumétrica
Carlos Castilla

Tú decides ¿dieta volumétrica o dieta genética?

El principio de la dieta volumétrica es muy sencillo, saciar al paciente mediante la incorporación de alimentos con menor carga calórica, con un interesante aporte nutricional y visualmente volumen (muchos líquidos, legumbres, frutas, verduras, cereales integrales…), conjuntamente con una disminución de carnes o pescado preparados de forma más saludable (plancha, cocción u horneado), y eliminación de dulces y grasas.

En la dieta volumétrica, también importa el momento donde se consume el/los alimento/s “saciante/s”, ya que ha de ser ingerido de forma previa al resto.

La gran ventaja  de la dieta volumétrica es que adelgazas sin pasar hambre, de forma constante y progresiva, y de manera sostenida si eres muy constante. Es recomendable si tienes problemas de saciedad y si no quieres estar obsesionado en contar calorías.

Ahora bien, presenta inconvenientes serios la dieta volumétrica:

  1. Si no estás acostumbrado a estos alimentos, no es una dieta sencilla de mantener.
  2. Puede llegar a ser muy monótona si no te tomas tu tiempo en procesar los alimentos de forma distinta
  3. Si no estás acostumbrado, al tratarse de alimentos con mucha fibra y agua, puede provocar retención de líquidos sobre todo al principio.
  4. No va a propiciar un cambio en tus hábitos, ya que la monotonía de la verdura, fruta, etc. no es sostenible.
  5. La pérdida de peso es lenta, de no más de 0.5kg a la semana.

¿Entonces es mejor la dieta genética que la dieta volumétrica?

La respuesta es SI,  ya que usa aspectos positivos de esta y otras dietas, y evita os negativos. Si podemos conocer de antemano gracias a la genómica cómo funcionan nuestros procesos metabólicos, podemos hacer recomendaciones dietéticas específicas y completamente personalizadas que permitan:

  • Definir los porcentajes de macronutrientes (Grasas, Carbohidratos y Proteínas) adecuados, la tipología y las cantidades de los mismos en función a nuestra capacidad de absorción/metabolización.
  • Establecer suplementación de micronutrientes en función de los déficits (minerales, vitaminas, etc.)
  • Eliminar de tu dieta lo que no te hace bien
  • Restringir o incorporar para evitar no sólo las manifestaciones clínicas, sino incluso la propia posibilidad de enfermar en los sujetos predispuestos.
  • Determinar el comportamiento de nuestro cuerpo antes estímulos externos, como el deporte… e internos (saciedad…).
  • Y un largo etc.

Por lo tanto con la dieta genética evitamos los inconvenientes de la dieta volumétrica, sin pasar hambre, sin estar agobiado con las calorías y de forma sostenida

Si quieres conocer cuál es tu dieta perfecta en función de tu genética, te recomendamos nuestro test ADN DIETA PERSONALIZADA, y la dieta de un mes, ajustada a tus requerimientos que incorpora.

Carlos Castilla
carlos-castilla

Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga, Descripcion larga,

Artículos Relacionados
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *