dieta volumétrica
Clínica DNActive

Tú decides ¿dieta volumétrica o dieta genética?

El principio de la dieta volumétrica es muy sencillo, saciar al paciente mediante la incorporación de alimentos con menor carga calórica, con un interesante aporte nutricional y visualmente volumen (muchos líquidos, legumbres, frutas, verduras, cereales integrales…), conjuntamente con una disminución de carnes o pescado preparados de forma más saludable (plancha, cocción u horneado), y eliminación de dulces y grasas.

En la dieta volumétrica, también importa el momento donde se consume el/los alimento/s “saciante/s”, ya que ha de ser ingerido de forma previa al resto.

La gran ventaja  de la dieta volumétrica es que adelgazas sin pasar hambre, de forma constante y progresiva, y de manera sostenida si eres muy constante. Es recomendable si tienes problemas de saciedad y si no quieres estar obsesionado en contar calorías.

Ahora bien, presenta inconvenientes serios la dieta volumétrica:

  1. Si no estás acostumbrado a estos alimentos, no es una dieta sencilla de mantener.
  2. Puede llegar a ser muy monótona si no te tomas tu tiempo en procesar los alimentos de forma distinta
  3. Si no estás acostumbrado, al tratarse de alimentos con mucha fibra y agua, puede provocar retención de líquidos sobre todo al principio.
  4. No va a propiciar un cambio en tus hábitos, ya que la monotonía de la verdura, fruta, etc. no es sostenible.
  5. La pérdida de peso es lenta, de no más de 0.5kg a la semana.

¿Entonces es mejor la dieta genética que la dieta volumétrica?

La respuesta es SI,  ya que usa aspectos positivos de esta y otras dietas, y evita os negativos. Si podemos conocer de antemano gracias a la genómica cómo funcionan nuestros procesos metabólicos, podemos hacer recomendaciones dietéticas específicas y completamente personalizadas que permitan:

  • Definir los porcentajes de macronutrientes (Grasas, Carbohidratos y Proteínas) adecuados, la tipología y las cantidades de los mismos en función a nuestra capacidad de absorción/metabolización.
  • Establecer suplementación de micronutrientes en función de los déficits (minerales, vitaminas, etc.)
  • Eliminar de tu dieta lo que no te hace bien
  • Restringir o incorporar para evitar no sólo las manifestaciones clínicas, sino incluso la propia posibilidad de enfermar en los sujetos predispuestos.
  • Determinar el comportamiento de nuestro cuerpo antes estímulos externos, como el deporte… e internos (saciedad…).
  • Y un largo etc.

Por lo tanto con la dieta genética evitamos los inconvenientes de la dieta volumétrica, sin pasar hambre, sin estar agobiado con las calorías y de forma sostenida

Si quieres conocer cuál es tu dieta perfecta en función de tu genética, te recomendamos nuestro test ADN DIETA PERSONALIZADA, y la dieta de un mes, ajustada a tus requerimientos que incorpora.

Clínica DNActive
Artículos Relacionados
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *